viernes, 6 de noviembre de 2015

NUEVA LECCIÓN: ESPASMOS Y OTRSI

Hablemos un poco del apasionante mundo de los espasmos en barriga, estómago y esos Oscuros y Tenebrosos Recovecos Sin Identificar que nosotros llamaremos OTRSI en un intento de marcar cierto paralelismo con los misteriosos Ovnis. De la misma manera en que los Ovnis continúan siendo un completo enigma para la humanidad, los OTRSI continúan siendo un completo enigma para mí.

Hasta el momento, queda mucho por investigar hasta hallar detalles más concretos pero por ahora tenemos claros algunos puntos  acerca del tema. Podemos asegurar la presencia de espasmos en diferentes niveles de profundidad y a diferentes alturas... ; Véase:

          * Los castos e inocentes espasmos que notas al poner tu cálida mano sobre tu barriguita o, incluso, simplemente notas los latidos del estómago o de aquella parte que en ese preciso instante esté celebrando su fiesta privada. Nada de dolor, sólo su presencia.

          * Esos mismos espasmos, algo menos castos e inocentes, que incorporan a su arsenal un arma nueva: molestia que se parece al primo lejano del dolor.

          * Aquellos espasmos tan al sur de la anatomía humana femenina cuyo dolor llega a confundirse con los dolores propios que, cada 28 días y durante cada mes de su vida, acompañan a las féminas. Con casos aún más excepcionales en los que los espasmos acuden incluso más al sur a lugares de los cuales no se pueden hablar en horario infantil.

          * Esos otros espasmos a la altura "barriguita del osito de peluche" con distintos modos de manifestarse. Puede darse el caso de dolor. A secas. Modalidad muy poco original, demasiado vista y nada glamurosa. Los espasmos pueden mostrar su timidez así como su mal carácter y agresividad; todo depende del pie con el que se hayan levantado. En otras ocasiones, dolor tipo gases. Vamos progresando en originalidad. Y aquí llegamos a un subtipo:  dolor- sensación "gases localizados". Muy muy localizados. Extremadamente localizados. (La ausencia total de gases es la que da a esta modalidad un toque sutil de sofisticación).

           * Espasmos más al norte, estómago. Mis preferidos. ¡Aquellos que tienen tantas maneras de manifestarse! En este grupo podríamos mencionar, sólo como ejemplos, aquellos que provocan náuseas. ¡Qué potentes! Esos suelen combinarse con una muy agradable sensación de retortijones... muy al norte! ¡Una mezcla inigualable! ¡Uno no está acostumbrado a retortijones a la altura del pecho! ¡Bravo por ellos! Casi están en la cumbre del placer espástico. Pero no. Aún quedan unos que, siendo unos espasmos más vagos y con apariciones algo más esporádica (gracias a Dios!) suben al primer puesto de nuestro podio espasmódico.........

          * .......... Hablamos, nada más y nada menos, que de nuestros amigos los espasmos esofágicos. Esos que se alternan con los que dan en el diafragma que te cortan la respiración  que, sumado al dolor intrínseco del espasmo, hacen de ello una deliciosa experiencia.

Y tras nuestro recorrido por los más significativos OTRSI, no podemos olvidarnos de los memorables recuerdos que dejan a su paso, atemorizados por el hecho de poder ser olvidados. ¡Los estragos causados son múltiples! Hagamos un breve resumen de ellos para que nuestros simpáticos amigos no nos consideren unos ingratos. ¿Cómo olvidar sus gustos y preferencias? ¿Limón? No, gracias. ¿Bebidas gaseosas? Sólo si es imprescindible. ¿Comer y beber cuando están de juerga? Sobrevalorado. ¿Acidez de estómago? ¿Ardor de estómago? ¡Sí! (Suena a que deben tener un chanchullo con empresas farmacéuticas con el Almax y cosas así) . Debido a la hecatombe provocada por esta sucesión de catastróficos terremotos, maremotos, huracanes y tornados en nuestros Oscuros y Tenebrosos Recovecos Sin Identificar parece demostrada la apasionada y, por qué no decirlo, algo escatológica curiosidad de los espasmos por conocer y pasar ratos agradables en una habitación concreta de la casa de forma ocasional.

Y tras haberos puesto al día de esos momentos tan ..... (os dejo libertad para poner el adjetivo que más os apetezca), me despido para que mi  estómago no se sienta solo y abandonado! ;)