miércoles, 30 de diciembre de 2015

UN TERRIBLE TESTIMONIO...

Y se acaba el año!!! Pero hoy no seré yo quien escriba. Me siento en la obligación de ceder la palabra a "algo" muy especial. Creo que tiene varias quejas pero no vamos a coartar su libertad! Allá va...

***************          ***************           *****************

Hola. Me presento: soy un bonito bolso. Un amplio bolso de verano cuyo destino final fue servir a su patria... de bolsos... de regalo! Con tan mala suerte que mi nueva dueña (bueno, nueva nueva... ya nos conocemos hace tiempo) es una arpía, una explotadora! Llegué a mi nuevo hogar cargado de ilusiones. Yo deseaba ver mundo, vivir nuevas experiencias. Y sí, fue un gran shock darme cuenta de que las cosas no pintaban exactamente así. Nada de sacarme a pasear a diario, o con alguna asiduidad por lo menos! Pero soy un bolso la mar de obediente y nunca dejo mis obligaciones a un lado así que me conformé con las escasas pero intensas ocasiones en que conseguía ver el azul cielo. Yo soy, ante todo, un bolso fiel! Pero claro, lo que nunca llegué a imaginar era que, en lugar de mis merecidas vacaciones, cuando los veranos llegan a su fin, colgado detrás de la puerta o en algún armario, que no tengo preferencias al respecto, comenzaría otro trabajo mucho menos glamuroso cuando debería estar descansando!!!!!! Ahora resulta que la dueña, un ser egoísta que no piensa en más necesidades que las suyas, no en las de sus accesorios, pretende utilizarme para que le lleve sus pantaloncitos y demás utensilios a fisioterapia. Bueno, para ser exactos no lo pretende, lo hace!! Indignante! Una degradación de status completamente indignante! Los bolsos no estamos para eso! No sabe que existen las bolsas de deporte?! Y encima yo, bolso de verano pasando frío invernal?? Bah! Por más que me queje, acabo cumpliendo siempre con lo que se espera de mí... Pero no es eso lo más degradante! Que me tiene de bolso-transporte dentro de la misma casa! Dónde se ha visto eso, a ver?! Planta pa'rriba, planta pa'bajo, cargando de to'... botellitas de agua, móvil, pastillas, (está empastilla' todo el día!, yo no digo na'...)... Como si fuera problema mío que esté lisiada! Total, que soy un bolso explotado! Reclamo... no, más aún, exijo mis vacaciones! Y equiparar mi vida laboral a la del resto de bolsos :(

Y esta es mi trágica historia de la completa y absoluta degradación y humillación que estoy sufriendo en esta dura vida... Menos mal que me hicieron fuerte! Literalmente... De eso creo yo que se está aprovechando de este leal bolso. Ya se acordará de mi cuando llegue a la vejez y no me encuentre tan práctico! A ver cómo se las apaña... Si es que nunca debí haber nacido tan guapo y tan atractivo. Claro, tantos bolsillitos ya sabía yo que me traerían problemas...



 
Pero ante todo, soy un bolso muy educadito y aprovecho para desearos de mi parte y de la de mi dueña un muy FELIZ AÑO NUEVO!!!!